fbpx

El 24 de marzo de cada año se conmemora en nuestro país el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia. No es un día más, tanto, que las intenciones de trasladar el feriado tuvo una fuerte resistencia y debió anularse el decreto que así lo disponía.

No es un feriado cualquiera, es el día en que gran parte de la población reflexiona sobre una etapa siniestra de nuestra historia, en la que miles de luchadores sociales y políticos pagaron con su vida la oposición a un régimen que instituyó a sangre y fuego un proceso de transformación para favorecer a los grupos concentrados de poder, en perjuicio de amplias capas de la sociedad.

Esta conmemoración nunca fue patrimonio de los gobiernos democráticos que transitaron desde 1983, le pertenece al pueblo que supo decir “Nunca Más”, y que es consciente de que una democracia con errores siempre es mejor que una dictadura.

Solamente con el ejercicio pleno de los derechos democráticos por parte de la ciudadanía podremos vislumbrar una Argentina pujante, para volver al Estado de Bienestar que supimos tener, y que los argentinos nos merecemos.

No festejamos, reflexionamos.

Ir a la barra de herramientas