fbpx
“La idea nació de uno de los consejeros después de conocer una experiencia de este tipo en un encuentro en Panamá. Una vez que volvió a la Argentina, propuso desarrollarlo aquí y lo consideramos viable porque conocemos nuestra ciudad y sabemos que cuando los chicos terminan los ciclos escolares, les es difícil integrarse socialmente”, dijo a esta agencia el administrador general de la Federación de Centros Juveniles Cooperativistas, Oscar Paira.
Esa institución y el Grupo Cooperativo y Mutual Devoto son las dos principales instituciones vinculadas al movimiento de la economía solidaria en esa ciudad cordobesa, ubicada a 190 kilómetros de la capital provincial.
Paira comentó que en la localidad hay escuelas iniciales y secundarias que acompañan las necesidades de las personas con discapacidad, garantizando su pleno desarrollo “pero una vez que las terminan, es difícil su inserción laboral”. Por eso ahora proyectan esta unidad productiva que permita integrar a más de 30 jóvenes con discapacidad.
“La convocatoria es abierta a jóvenes, padres y profesionales. La idea es consensuar entre todos el nicho productivo en el que se desarrollará esta cooperativa de trabajo”, invitó el directivo de cara a una reunión que sostendrán este viernes desde las 19.30.
En uno de cada cinco hogares argentinos vive una persona con discapacidad, y entre este sector de la población que suma un total de 2,2 millones el índice de desempleo es tres veces mayor que el promedio general. Además, el 38,4 por ciento no tiene cobertura de salud.
Fuente: Ansol
Ir a la barra de herramientas