La intención de los empresarios sociales es poder volcar sus producciones al mercado local y al zonal.

Dos de las cooperativas de trabajo que desde hace casi 2 años vienen trabajando en la ciudad, armaron su empresa social en forma conjunta. “Bolívar unido y organizado” y “Bolívar Impulsora del Cambio”, tal la denominación de las cooperativas, trabajan en la producción de piezas de premoldeado de hormigón tales como baldosas, piezas rampa para discapaci-tados, adoquines y bancos.

La conformación de esta nueva empresa social les permitirá a los trabajadores colocar sus producciones en el mercado local y en el zonal, a nivel competitivo con otras del mismo rubro.
José Luis Nadal y Sandro Leguizamón, son los presidentes de las cooperativas que a partir de ahora constituirán la primera empresa social de Bolívar que haga piezas de premoldeado de hormigón, cada una de las cuales cuenta con 16 integrantes sin bien ese número fluctúa.

Ambos presidentes se mostraron muy entusiasmados por el nuevo proyecto, que implica la posibilidad de vender sus productos en el mercado e insertarse en la vida económica de la ciudad, a partir del propio esfuerzo y la capacitación lograda en este tiempo durante el cual han venido funcionando las cooperativas.

Al respecto, la coordinadora de Cooperativas de Trabajo de la Oficina de Economía e Inversión Social de la Municipalidad, Mónica Bergmann, resaltó la importancia de dar a conocer el trabajo que vienen haciendo estos trabajadores y de que la comunidad sepa que hay una empresa social que fabrica este tipo de productos que pueden ser adquiridos directamente en la cooperativa.
Por su parte, José Luis Nadal aseguró que sus expectativas son las mejores, “es como decimos siempre, hay que mirar un poco más allá. Recién empezamos pero sabemos que vamos a lograr avanzar mucho, tengo confianza en eso”. Admite que es necesario que todos los compañeros de la cooperativa tengan la misma convicción, porque “es un proyecto muy importante para Bolívar”.

Desde que integran las cooperativas, los trabajadores están incluidos en el mercado laboral y registrados como tales, lo que los hace beneficiarios de los derechos laborales que reconoce el estado argentino. “Antes, teníamos trabajos informales, hacíamos changas, no teníamos trabajo efectivo y esto nos abrió las puertas para tener la esperanza de contar con algo nuestro”, resumió Nadal.

El mismo caso refiere Sandro Leguizamón, quien asegura que en su cooperativa hay gente que tiene conocimientos en diferentes oficios como pintura, albañilería, etc. Ahora, en virtud del convenio de unión con la otra cooperativa, también se están dedicando a la producción de premoldeado de hormigón.”Este proyecto me parece muy bueno, tengo confianza de que todo va a andar bien. La gente lo tomó como una buena oportunidad para salir adelante, para poder crecer”.
“Nosotros pensamos que la gente va a tener otro lugar, uno más, a la hora de comprar, y que podrá fijarse no solamente lo que tiene que ver con el precio sino también con la calidad. Estamos muy contentos con la calidad que están teniendo nuestros productos, cada día que pasa sentimos que estamos a la altura de la circunstancias”, manifestó Leguizamón.

Actualmente, se encuentra en ejecución la obra de construcción del denominado Polo Productivo, en el espacio del Sector Industrial Planificado que albergará a la empresa social. La Municipalidad de Bolívar adjudicó los fondos necesarios para construir un galpón de amplias dimensiones y la mano de obra corre por cuenta de los mismos cooperativistas.

“Lo importante es que se pueda pensar en conjunto, pensar en que se puede llegar más allá y no quedarse en el día a día, o en las complicaciones cotidianas, tirar todos para el mismo lado que es el objetivo de tener el galpón propio y saber que pueden constituir su propia empresa, para ellos”, destacó Mónica Bergmann.

La coordinadora agregó que es muy interesante además, que los cooperativistas se capaciten y conozcan la importancia de tener una empresa social de estas características; “hay cooperativas que funcionan desde hace muchísimos años y que realizan importantes trabajos; es muy importante que ellos puedan conocer todas esas experiencias”.

Por el momento, hasta que se termine la construcción del galpón, los pedidos y las consultas se pueden realizar a los teléfonos de los presidentes: Sandro Leguizamón, 02314-15618565 y José Luis Nadal, 02314-15440961.

Fuente: Diario La Mañana (Bolívar).
Ir a la barra de herramientas