Presentamos a los lectores interesados, un artículo escrito por Juan Carlos Velazque, responsable de la sede CGCyM San Luis, sobre el Dr. Domingo Bórea.

 

El Dr. Domingo Bórea, creador del Día Internacional de la Cooperación

Por Juan Carlos Velazque

Técnico Sup. en Cooperativismo

 

 

“…porque cooperativismo y mutualismo representan indiscutiblemente la forma superior de la evolución moral y económica de los seres modernos y progresistas que quieren extirpar de la especulación el egoísmo que encierra en cualquiera de sus múltiples manifestaciones”.

Dr. Domingo Bórea.

 

El Dr. Domingo Bórea es uno de los muchos cooperativistas argentinos olvidados. Apenas conocido por su propuesta de destinar un día del año para celebrar lo que él denominó la “Fiesta de la cooperación”, es un gran desconocido para muchos.

Sin embargo Domingo Bórea ha sido mucho más en la historia del cooperativismo argentino que aquel hecho que tomó finalmente trascendencia internacional. Su aporte al cooperativismo ha sido vasto: como funcionario, profesional, asesor, investigador y editando su propia obra, que no ha sido escasa.

 

Sus antecedentes.

Domingo Bórea, italiano de origen, aunque luego nacionalizado argentino, nació el 14 de enero de 1879. Cursó estudios en Milán, graduándose en el año 1900 como Doctor en Ciencias Agrarias y Económicas. Previamente, en 1893, había obtenido el título de Agrimensor.

En su país de nacimiento fue Director de Consorcios Agrarios y Cooperativas, publicando numerosos trabajos entre los años 1900 y 1908, dedicados al agro con mayor asiduidad y al cooperativismo.

Entre estos últimos se cuentan: “El porvenir de la cooperación en Italia”, “Unámonos los agrarios”, “Los abonos químicos y su empleo en la agricultura italiana, y una fábrica cooperativa de abonos químicos”.

 

Bórea llega a la República Argentina.

El 1º de abril de 1908 llega a Buenos Aires tras un requerimiento del Gobierno Nacional para efectuar estudios y tareas relativas a sus especialidades, tanto en materia agrícola como cooperativa y también en la agrimensura. Ejercía la presidencia de la Nación Argentina por aquel entonces don José Figueroa Alcorta.

Así, entre 1910 y 1911 trabajó en los proyectos de trazados de los ferrocarriles entre Mar del Plata y Miramar, ambas localidades de la provincia de Buenos Aires, y entre Cipolletti, en la provincia de Río Negro y Cuenca Vidal en la de Neuquén.

El año 1912 lo encuentra, ya como ciudadano argentino, incorporándose al Ministerio de Agricultura de la Nación, con el cargo de Jefe de Economía Rural. Comienza entonces a desarrollar una importante tarea en pro del movimiento cooperativo.

Entre los años 1910 y 1918, Bórea se hace cargo del “Consultorio agrario” del diario “La Patria degli Italiani”, periódico ítalo-argentino, y en el cual dedicaba su tiempo a publicar artículos y a responder aquellas consultas de los lectores referidas a temas técnicos, económicos, sociales, agrícolas y ganaderos.

Entre los mismos años se publican: “Las cooperativas agrícolas”, en el Boletín del Ministerio de Agricultura, en 1912; un “Estudio sobre la carestía de la vida en la República Argentina, especialmente en la ciudad de Rosario. Los beneficios de la cooperación”, en el Boletín mensual del Museo Social Argentino, año 1913; “Cooperativas vitivinícolas. Causas de la crisis vitivinícola mendocina”, en Boletín del Ministerio de Agricultura, en 1915; “Máximas de la Mutualidad y del Cooperativismo”, folleto de 1915; y “Cooperación y Mutualidad Agrícola en la Argentina”, en Revista de Ciencias Comerciales”, Nº 55 del año 1915.

 

Bórea y el Censo Nacional.

Importa destacar el aporte realizado por el Dr. Domingo Bórea al tercer Censo Nacional levantado el 1º de junio de 1914, bajo la presidencia del Dr. Roque Saenz Peña, y llevado adelante durante la presidencia del Dr. Victorino de la Plaza. Los resultados de dicho censo fueron publicados en 10 tomos en 1917, el último de los cuales contó con el invalorable aporte del Dr. Bórea, quien se hace cargo de un capítulo destinado a “Las sociedades mutualistas y cooperativas existentes en la República Argentina”. En el mismo detalla con precisión los datos correspondientes a las cooperativas, clasificándolas, dando su ubicación, fecha de fundación, fecha de obtención de personería jurídica, número de socios, valor de las acciones, capital social, repartición de utilidades, importe de las operaciones efectuadas, seguros contra granizo y contra incendio, y un detalle similar respecto a las mutuas.

 

Bórea y el Día del Cooperativismo.

Fue activo participante de los congresos de la cooperación realizados en los años 1919 y 1921. Del 12 al 17 de octubre de 1919 se desarrolló el primero de ellos, organizado por el Museo Social Argentino, siendo presidido por el Dr. Juan José Díaz Arana. El Congreso se desenvolvió con el trabajo de siete comisiones, habiendo tomado parte el Dr. Bórea de la Comisión Nº 1 de “Legislación sobre Cooperativas”, en compañía de los doctores Juan C. Cruz, Emilio Lahite y Julio López Mañán.

Al cierre, se aprobó la propuesta del Dr. Bórea sobre la conveniencia de celebrar anualmente el día 21 de diciembre la “Fiesta Internacional de la Cooperación” y elevar la proposición a la ACI-Alianza Cooperativa Internacional y a las Confederaciones de Cooperativas del orbe. La fecha resultaba un homenaje a la Sociedad de los Probos Pioneros de Rochdale, la que había abierto las puertas del almacén cooperativo en ese día del año 1844. La ACI, aceptó más tarde la propuesta llevando la fecha en un primer momento al 6 de septiembre y finalmente al primer sábado del mes de julio, festejándose así anualmente desde 1923.

Bórea presentó además otras propuestas relevantes como fueron la “Primera Exposición Internacional de la Cooperación”, realizada posteriormente por la ACI; el proyecto de creación de una Confederación de las Cooperativas Argentinas; y otro sobre oficialización de un “Himno Internacional de la Cooperación”.

 

Intensa actividad.

En 1922, siendo Jefe de la División Mutualidad y Cooperación de la Dirección de Economía Rural y Estadísticas, colaboró con un gran cooperativista, Juan Costa, integrante de la Cooperativa de Noetinger, de la provincia de Córdoba, en la constitución de la Asociación Cooperativas Rurales de la Zona Central, la que diera origen a la actual Asociación de Cooperativas Argentinas Ltda. (ACA), hoy la más antigua federación argentina en funcionamiento ininterrumpido.

El 2 de octubre de 1923, Domingo Bórea fue designado Miembro Honorario de la Cooperativa Unión Agrícola de Leones, provincia de Córdoba.

En 1926, durante la presidencia del Dr. Marcelo T. de Alvear, el Ministerio de Agricultura a cargo del Dr. Tomás A. Le Bretón le ordena la realización de un viaje a Europa para estudiar el desarrollo y organización del cooperativismo.

Colaboró intensamente a su regreso con la Comisión de Códigos del Senado de la Nación, el que finalmente sancionó en el mismo año las leyes Nº 11.380 de “Fomento de la Cooperación” y la Nº 11.388 de “Régimen legal de la sociedades cooperativas”, la que sería la primera norma nacional sobre cooperativas de nuestro país.

En virtud de la promulgación de ambas leyes, en 1927 se creó el Registro Nacional de Cooperativas dependiente del Ministerio de Agricultura. La organización del mismo y su dirección fueron confiadas al Dr. Domingo Bórea, quien a partir de entonces comienza una tarea constante y fructífera, asesorando a cooperativas y participando de las inquietudes de sus dirigentes.

 

Bórea escritor.

Bórea escribía y de inmediato lo publicaba, por lo general mediante ediciones propias. En 1919 y 1920 edita sendos folletos, el primero con un “Curso libre de cooperación y mutualidad” y el otro sobre un “Proyecto de Sociedad Nacional de Colonización”. En 1921 se publican tres trabajos: “Los seguros rurales en la República Argentina”, “La cosecha de trigo en la República Argentina” y “Contabilidad rural”; y en 1923 se dan a conocer los siguientes: “Cuentas culturales y costos de producción”, premiado en la Exposición Nacional del Trigo; “Modelo de estatutos de cooperativas de lecherías”, folleto; y “La colonización oficial y particular en la República Argentina”, un volumen de 139 páginas. En los años posteriores siguió publicando sus trabajos especialmente destinados al agro.

En 1927 edita su “Tratado de cooperación”, un volumen de 683 páginas; y en 1929 se publica su “Proyecto de creación de un Banco Agrario Nacional”, en el tomo conmemorativo del XXV aniversario de la fundación de la Facultad de Agronomía y Veterinaria.

Entre los años 1932 a 1940 escribe diversos artículos sobre cooperación en “Jean-Book of Agricultural Cooperativa de la “The Horace Plunkett Foundation” de Londres, Gran Bretaña.  Escribe además en 1937 un folleto sobre “La práctica de la cooperación rural” y “Estado actual y porvenir de la Cooperación agraria argentina”. En 1941 publica “Sindicatos, Mutualidades, Cooperativas”, en la Revista de la Facultad de Ciencias Económicas Nº 240; y en 1945, “El mercado a término y las cooperativas” en la Gaceta Cooperativa Nº 25,  órgano del Centro de Estudios Cooperativos del Museo Social Argentino.

Prolífico autor, escribió más de cuarenta obras dedicadas a los temas rurales, entre las que se destaca, en 1947, su “Tratado de Economía Rural”, 2 tomos con un total de 1107 páginas, dedicadas a la organización y contabilidad de una explotación agropecuaria. Colaboró además con artículos en diversas revistas y publicaciones universitarias.

 

Bórea funcionario.

Entre 1912 y 1943 ocupó los siguientes cargos: Jefe de la División Mutualidad y Cooperación; Jefe de la División Económica Rural; Jefe del Registro, Inspección y Fomento de Cooperativas; Jefe de la División Económica del Algodonero; Jefe de la División Estadística Económico-Sociales de la Dirección General de Economía Rural y Estadística.

Contribuyó además a la creación de la sección “Crédito Agrario” del Banco de la Nación Argentina y del Consejo Agrario Nacional.

 

Bórea docente.

Ocupó durante varios años diversas cátedras en la Universidades de Buenos Aires y La Plata, como las de “Cooperación y Mutualidad” en la UBA, entre 1926 y 1931, “Administración Rural”, “Contabilidad Agrícola” y “Legislación Agraria”.

En 1948 fue designado Presidente de la Escuela Cooperativa Argentina Ltda., por iniciativa de la “Casa de Rochdale”, Asociación Cultural de Cooperativistas, fundada en 1944, de la cual fuera Presidente Honorario a partir de 1955.

Dictó cursos sobre cooperativismo, especialmente sobre cooperativismo agrario, en el Banco de la Nación Argentina y en el Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires, en los años 1953 y 1954.

 

Sus últimos años.

En octubre de 1956, presenta al Presidente de la República de Egipto Gamal Abdel Nasser, en la ciudad de El Cairo, un proyecto de “Cooperativa Internacional de Usuarios del Canal de Suez”. Téngase presente que pocos meses antes había estallado una crisis internacional desatada por el presidente egipcio al nacionalizar la administración del canal, crisis que modificó el equilibrio de poder en Oriente Medio.

En agosto de 1957 la Confederación Nacional Cooperativa de la República Mexicana le entrega un diploma al “Mérito Cooperativo”.

El 9 de septiembre de 1960, la revista “La Cooperación”, órgano de la Asociación de Cooperativas Argentinas publica su artículo “Día de la Cooperación”. Y en Enero de 1962 se publica “Currículum Vitae”, su último aporte, un folleto de veinte páginas, el cual contiene además comentarios sobre un anteproyecto de Ley Argentina de Sindicatos, de su autoría, un somero recordatorio de los “grandes acontecimientos de la doctrina cooperativa”, y un listado con las 22 federaciones existentes en ese momento.

 

Palabras finales.

No es fácil hoy día encontrar material bibliográfico del Dr. Domingo Bórea, especialmente el cooperativo, salvo escasos ejemplares sobre temática agropecuaria, extensa de por sí. A excepción de algunas páginas sueltas en internet o lo manifestado por otros autores en artículos diversos no hay material de este acreditado cooperativista.

El Dr. Domingo Bórea ha prestigiado la historia del cooperativismo argentino y quizás por no convivir en esta etapa de comunicación global de la humanidad, léase Internet, su obra no ha tenido la difusión adecuada. Por la tarea personal llevada adelante, el cooperativismo le debe aún el homenaje que le corresponde.

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • Bórea, Domingo. “Currículum vitae”. Folleto. Edición del autor. Buenos Aires. Enero de 1962.
  • Kaplan de Drimer, Alicia y Bernardo Drimer. “Las Cooperativas”. Intercoop. Edit. Coop. Ltda. Buenos Aires.1981.
  • López Celia Gladys. “Los congresos argentinos de la cooperación y su acertada interpretación de la realidad agraria argentina”. Universidad de Belgrano. Departamento de Investigaciones. Documentos de Trabajo. Nº 210. Buenos Aires. Abril 2008. www.ub.edu.ar/investigaciones
  • Pelosi Hebe Carmen. “El centenario y la cuestión social. Una iniciativa académica”. http://200.16.86.50/digital/9/revistas/th/rth00030.pdf

 

DESCARGAR ARTÍCULO COMPLETO

Ir a la barra de herramientas