Presentamos a continuación las palabras formuladas por el Lic. Horacio F. Domínico, Vicepresidente y Director Académico CGCyM, en la Ciudad de Bahía Blanca el día 19 de agosto pasado, con motivo de la presentación pública e inicio del Curso “ABC del Cooperativismo”.

Recordamos que dicho curso es una actividad conjunta entre el CGCyM y la Cooperativa Obrera de Bahía Blanca, cuyo objetivo es cumplimentar con el 5to. principio del cooperativismo (educación, formación e información), divulgando en un gran número de localidades del sur del país las nociones principales del cooperativismo como modelo de gestión empresarial sustentable y socialmente responsable.

El día martes 19 de agosto se llevó a cabo el primero de los numerosos cursos programados. En esta ocasión, la docente a cargo fue la Lic. Margarita Graziani, responsable de la sede CGCyM Bahía Blanca.

 

Editorial de Horacio F. Domínico

“Juan Gascón Hernández, gran cooperativista español, decía: “Hay dos maneras de considerar todo lo que ocurre en la realidad social: una desde el punto de vista de la lucha o de la competencia y otra desde el punto de vista de la cooperación y de  la convivencia”.

Si optamos por este último punto de vista, la cooperación y la convivencia, nos encontraremos, sin lugar a dudas, con la acción trascendente que desde hace más de noventa años, camino al centenario, viene desarrollando la Cooperativa Obrera desde Bahía Blanca.

Y por el mismo sendero camina desde hace 47 años el Colegio de Graduados en Cooperativismo y Mutualismo que, a partir de hoy, acompañará a la Cooperativa Obrera en la realización del quinto principio a través del curso “ABC del cooperativismo” que, destinado a sus asociados y público en general, se dictará en Bahía Blanca, Azul,  Choele Choel, Cipolletti, Gral. Acha, Gral. Villegas, Lamadrid, Mar del Plata, Necochea, Neuquén, Trenque Lauquen y Punta Alta.

Vale recordar que la educación es la  presentación sistemática de hechos, ideas, habilidades y técnicas para transmitir conocimiento. Los pueblos que más progresan son aquellos que promueven y sostienen los mejores y más avanzados sistemas educativos, con énfasis en la formación de los docentes.

La importancia que los Pioneros de Rochdale le asignaron a la educación quedó evidenciada por su inclusión en las reglas de oro de la cooperación. De allí, como lo señala Peter Davis, el énfasis en la educación como componente destacado del programa cooperativo.

Ellos advirtieron que la estructura solidaria que habían creado para subvenir las necesidades de orden económico, también podían aprovecharla para elevar su nivel educativo, condición indispensable para mejorar la consideración de su medio familiar y entorno social.

En tal sentido es elocuente el pensamiento de William P. Watkins: “Se ha dicho que el cooperativismo es un movimiento económico que emplea la acción educativa. Podemos perfectamente alterar el orden de esta frase y decir que el cooperativismo es un movimiento educativo que utiliza la acción económica, sin que por ello dejara de ser cierta”.

Las cooperativas proporcionan educación y capacitación a los miembros, a los representantes elegidos, a los directivos y a los empleados porque puedan contribuir eficazmente al desarrollo de sus cooperativas. Informan al gran público, especialmente a los jóvenes y líderes de opinión respecto de la naturaleza y beneficios de la cooperación.

Así, la formulación aprobada por la Alianza Cooperativa Internacional en el Congreso de Manchester de 1995, que recoge sus mejores antecedentes en la materia.

La educación cooperativa tiene como propósitoabonar y fortalecer el aprendizaje del hombre en valores y principios esenciales para la vida y desarrollo armónico de la sociedad aunque, como sostiene Ricardo Petrella, “pasar de una sociedad competitiva a una sociedad fundada en la solidaridad y cooperación no se hará de un día para otro”, pero el camino por más largo que sea, como dice Lao-Tsé, siempre empieza con un paso, y ya son incontables los pasos que, en tal sentido, ha dado la Cooperativa Obrera desde 1920.

Recordemos, entonces, que el curso “ABC del cooperativismo”, que damos inicio, está destinado a los asociados de la Cooperativa Obrera y al público en general con el propósito de:

  • Conocer e interpretar el Modelo cooperativo como herramienta valiosa para la solución de necesidades  personales y sociales de los asociados y de la comunidad en la cual se encuentran insertos.
  • Explorar y aprehender el valor del sistema cooperativo de organizar el trabajo, el consumo, el crédito, la vivienda, etc. como alternativa válida al modelo económico y social imperante.
  • Acceder al conocimiento del fenómeno organizacional propio de las cooperativas.

Solo nos resta decir que, para el CGCyM,  el convenio suscrito con la Cooperativa Obrera, constituye uno de los hitos significativos de su existencia,  verdadero compromiso de honor con la cooperativa de consumo  que representa, sin lugar a dudas, el paradigma de la doctrina que, como apunta acertadamente Walter Montenegro, “…no fue producto de altas especulaciones académicas ni  fue concebida por solemnes filósofos o economistas. La engendró, sin pompa intelectual, el sentido común de un grupo de trabajadores enfrentados con el problema de aritmética elemental de su presupuesto doméstico. No nació de una escuela ideológica, sino de 28 ollas que no se alcanzaban a parar”.”

 

Lic. M. Graziani, Cra. M. Giambelluca, Lic. Horacio Domínico y E. Moreno, durante la conferencia de Prensa.

Lic. M. Graziani, Cra. M. Giambelluca, Lic. Horacio Domínico y E. Moreno, durante la conferencia de Prensa.

La LIc. Margarita Graziani durante el dictado del curso.

La LIc. Margarita Graziani durante el dictado del curso.

 

Para escuchar:

Entrevista a Horacio Domínico por la AM LU2 de Bahía Blanca.

Entrevista a Horacio Domínico por la FM Palihue – Café X Medio –

Ir a la barra de herramientas