fbpx

“Hay que seguir la lucha con lo que podamos hasta que podamos”. Benito Juarez

 

Aquí estamos nosotros, militantes del cooperativismo, con la experiencia acumulada en estos 24 años de lucha fecunda para contribuir a la construcción de un cooperativismo del siglo XXI, a partir de su vuelta a su esencia transformadora y de tal manera pueda lograr la hazaña de sentar las bases de una nueva relación productiva mundial y que ella sea compatible con la vida, con la naturaleza, con la libertad.

 

Se sabe con certeza que las organizaciones son producto de acontecimientos humanos relevantes y como tal circunstancia, la fundación de TECNICOOP fue la resultante de una necesidad histórica devenida del vacío dirigencial de las cooperativas de la Provincia de Formosa, República Argentina.

 

De tal forma, la fundación de TECNICOOP, el 1º de abril de 1992, marcó un hito en la historia del cooperativismo de nuestro país, toda vez que, no sólo significó una respuesta organizacional educativa, gremial y política cooperativa a una realidad dolorosa, sino que implica una peculiar experiencia, prácticamente única, dentro del movimiento cooperativo latinoamericano por su acción, relevancia e influencia.

 

Ahora, en estos tiempos de mucha turbulencia, nuestra entidad cooperativa está conducida por el Lic. Roque Arguello, y tiene sobre sus hombros una honrosa tarea, muy difícil por cierto, pero, estamos seguro sabrá encontrar los mejores caminos.

 

Destacan, en nuestro accionar, la coherencia doctrinaria sustentada a lo largo de dos décadas, sobre todo en el tiempo de fundación en que las condiciones fueron adversas en medio de la tormenta neoliberal cuando muchos sucumbían, claudicaron y abandonaron la multicolor bandera por preceptos capitalistas.

 

Hoy TECNICOOP se ha ganado el reconocimiento y admiración de organizaciones diversas, no tan sólo de cooperativas, que reconocen en esta entidad el valor de la lucha por la dignidad desde aquel memorable momento en que asumimos el compromiso de organizarnos bajo la forma cooperativa para ejercer nuestra profesión universitaria de “Técnicos en Cooperativismo”.

 

Europa, Latinoamérica, el mundo en verdad, atravesada por una crisis de enormes proporciones del capitalismo decrépito, allí el cooperativismo del siglo XXI disputa espacios y adquiere visibilidad y vigencia.
Lo hemos dicho y lo repetimos, ahora y aquí mismo que “le cabe al cooperativismo brindar humanidad a las relaciones productivas para fundar sociedades donde el hombre y la mujer alcancen su dimensión humana, fraterna, solidaria y cooperativa y más vale que lo logremos, de otro modo la naturaleza y la especie humana desaparecerán sin remedio, hundidos por las guerras del capitalismo rapaz”.

 

“El cooperativismo ya no puede seguir desarrollándose de manera marginal ante un mundo sediento de alternativa socioeconómica basada en la equidad y la humanización de las relaciones de producción. He aquí la razón de la premura que debemos asignarnos en la tarea de difusión y promoción de este noble sistema llamado Cooperación para que el pueblo se apropie debidamente de este sistema libertario”.

 

“Nuestra historia cooperativa en las filas de TECNICOOP es ante todo la historia de la búsqueda y encuentro de la dignidad humana enmarcada dentro de una entidad peculiar y es también la demostración más acabada de que el esfuerzo colectivo y organizado de personas de escasos recursos económicos rinde sus frutos a pesar de las dificultades”.

 

“Dos décadas de lucha en dignidad implican que con justeza podemos afirmar que nuestra historia institucional no tiene una sola mancha de indignidad, de deshonra, un sólo acto de corrupción, al contrario, nuestra historia está llena de sacrificios, de esfuerzos y de evidencias de que es posible ser mejores seres humanos a partir de la práctica de la cooperación”.

 

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

 

Por José Yorg. El Cooperario
Fuente: Diario Opinión de Formosa
Ir a la barra de herramientas