fbpx

por Maely Cruz Hernández

Una sociedad más justa y equiparada, es un punto de debate y que también despliega el género femenino del ámbito social y solidario como  parte del hecho más revolucionario que se inició desde finales del siglo XX.

El Gabinete de Equidad de Géneros, coordinado por Amalia López al interior del Colegio de Graduados en Cooperativismo y Mutualismo (CGCyM), el pasado 24 de septiembre ofreció una charla internacional denominada “Mujeres hacedoras. Un espacio de encuentro, conexión y cooperación”, a la que fueron invitadas Xiomara Núñez de Céspedes, natal de República Dominicana actual Presidenta del Comité Regional de Equidad de Género de Cooperativas de las Américas y Vicepresidenta del Comité Mundial de Géneros de la Asociación Internacional de Cooperativas (ACI); Licenciada María Estela Lauritto, asociada al CGCyM, Coordinadora General Técnico y Operativa y Coordinadora del Programa de Educación en Cooperativismo y Economía Social en la Universidad de la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación (Argentina); Gloria Estela Scotucci, Maestra en artes visuales. Profesora de actividades prácticas y del hogar. Artista plástica, cantante, vocalizadora, compositora (Argentina) y Teresa Vicario, Técnica en Cooperativismo (Argentina).

Pudiera hasta afirmarse que este es el siglo de las mujeres, nuestro siglo, con varios roles a la vez pero con la sostenida necesidad de ser reconocidas en el ámbito gerencial-profesional, que por la voluntad de la mayoría masculina, desde hace algunos años se han impuesto paradigmas infrarrepresentados hacia las féminas, relegándolas y subvalorándolas, obstaculizando su posición en puestos de dirección, hecho que también se halla presente en cooperativas. En torno a este acápite expresó Xiomara Núñez “… incluso en aquellas cooperativas en que la mayoría de la membresía son mujeres, la dirección suele estar en manos de varones, salvo honrosas excepciones”. Así como también expresó concretamente “… en el ámbito de las propias cooperativas se necesitan previsiones específicas en favor de la mujer, de modo que puedan eliminarse las desigualdades existentes…”,

La propuesta por un lado de Xiomara Núñez de establecer una cuota de mujeres dentro del comité ejecutivo de las cooperativas, la que a su vez denominó como una transición viable, tuvo el apoyo de Estela Lauritto;  Núñez también significa que es preciso garantizar la igualdad remunerativa y el acceso a puestos de trabajo que tradicionalmente se reservan para hombres.

Comprometida desde su juventud con el cooperativismo, proveniente de una familia no machista ni feminista, unida sentimentalmente a un hombre que la ha apoyado profesionalmente, y quien desde el año 1983 se inicia en el cooperativismo escolar en el espacio público, el cual le permitió apreciar cómo era el desarrollo de las actividades en un ambiente político básicamente permeado del poder masculino, en la voz de la experiencia de María Estela Lauritto, otra de las hacedoras nacionales y claro ejemplo de la constancia, la superación, la firmeza de criterio  se escuchó:

“… ahí pude constatar lo difícil que es comportarse como mujer y mantener el poder…”; “… hay que ser muy superior o hay que tener mucho coraje…”

Y aunque también considera que la mujer para alcanzar un puesto de dirección, ser reconocida y mantenerse en la posición alcanzada, tiene que lograrlo con convicción de superación personal, de marcar una diferencia en la calidad de su trabajo y en sus planteamientos, no deja de observar que su pasar por el ámbito público profesional demandó de ella “… mucho trabajo, sin el reconocimiento económico ni de categoría adecuada…” pero su tesón y deseos de hacer valer su capacidad, hicieron posible que hasta la actualidad y durante 20 años se haya mantenido. Reconoce que “…es mucho más fácil para un hombre llegar, que para una mujer llegar y mantenerse…”

Y como no hay obra completa sin la presencia de la mujer, otra de las invitadas, quien trabaja dentro del sector cooperativo conjuntamente con Silvina Bedino integrante del Gabinete de Equidad de Géneros del CGCyM, Gloria Estela, Stocucci, maestra de artes visuales, con su arte motiva y despierta en la cantera joven, el valor de ayuda, el amor hacia el otro llenando de colores la vida para engrandecer el alma.

Cabe destacar que también participaron activamente de la charla las siguientes integrantes del Gabinete: las licenciadas Clarisa Valentukonis, Nélida Fernández y Margarita Graziani.

Aún hay mucho por hacer, sí, es cierto,  también se avanza con voluntad y pasos firmes, pero será  precisamente el espacio de éste Gabinete un potente motor, el que ayude a impulsar la visibilización de las capacidades, necesidades de la mujer y el reconocimiento de su trabajo en el ámbito social y solidario.

Fuente: Economía Solidaria