fbpx

Un paso adelante en el cierre de 2020

El último día del año 2020, el INAES promulgó la RESFC 2020-1437-APN-DI#INAES, “Informes Socioeconómicos de Cooperativas y Mutuales”.

Entre sus considerandos, encontramos como fundamentación de la resolución:

a. “Que el INAES, también requiere de información apta para a través de un conjunto mínimo y común de indicadores pueda dar cuenta de la actividad del sector y: 1. Relacionarse con las entidades, sus Federaciones y Confederaciones; 2. Elaborar planes y programas, su control, evaluación y seguimiento en esos aspectos; 3. Vincularse con otras agencias del Estado Nacional, Provincial y Municipal, en las que se planeen y ejecuten programas en las que Cooperativas y Mutuales puedan tener participación; 4. Informar, colaborar, cooperar e integrarse a otros sistemas institucionales de la sociedad civil que promueven el desarrollo humano, de conocimiento, económico, social y ambiental del país y sus ciudadanos en un ámbito solidario; 5. Comparar el aporte de las entidades de la Economía Social y Solidaria (ESS) con el resto del sistema económico-social, tanto en el ámbito micro como macroeconómico.

b. “Que para ello, el INAES por Resolución N° 627/2020, ha constituido la Comisión Técnica Asesora de “Informe Social”, con el objetivo de elaborar las bases de un sistema de información, comenzando por sendas matrices de indicadores económicos, sociales, institucionales y ambientales, basados en los principios y valores cooperativos y mutuales”.

Las razones que se evidencian tienden a marcar la necesidad de consolidar al INAES como organismo con capacidad para planificar y ejecutar políticas para el sector en base a información cierta y consistente.

Una necesidad en camino a ser resuelta

A primera vista parece ser una nueva sobrecarga de trabajo para las Cooperativas y Mutuales. Y es real, pero debemos considerar que tenemos, como sector de la economía social y solidaria, deudas con respecto a la poca y débil visualización de lo que somos, realizamos y su impacto en el territorio. Y esto forma parte de los objetivos de la RESFC 2020-1437-APN-DI#INAES.

Informe, no Balance Social Cooperativo o Mutual

No podemos dejar de mencionar que lo que se solicita, aunque tenga una matriz similar al Balance Social Cooperativo o Mutual, basado en los principios de ambos tipos de entidades, no es un Balance Social Cooperativo o Mutual.

Simplemente es información estructurada de forma similar, pero no demanda a la institución ningún tipo de gestión sobre su calidad, resultados o incidencia y cumplimiento de los objetivos sociales de cada una de las entidades.

Quienes trabajamos en Balance Social Cooperativo o Mutual, definimos, a este último y lo desarrollamos como una herramienta estratégica de gestión para la entidades. Es decir, no una base de datos, sino un sistema integrado que a partir de los resultados obtenidos por la gestión, analiza, cuestiona, genera objetivos y programas específicos para nuevos crecimientos.

La nueva propuesta del INAES es superadora para mejorar la visualización del Sector y consolidación de políticas públicas, pero también señala el camino a recorrer para las entidades cooperativas y mutuales de subirse a una nueva herramienta, el Balance Social, y poner esfuerzos en evaluarse cuantitativa y cualitativamente en base a sus objetivos, principios, valores, misión y visión de cada una de ellas.